sábado, 5 de septiembre de 2015

Curry de Boniatos (vegano)

Hola saboríos!

Hoy os quiero traer una receta totalmente apta para veganos, sabrosa, con mucha verdura y relativamente fácil de preparar. ¿Lo más difícil de la receta? Reunir todos los ingredientes. Y tampoco es tan difícil. Si tenéis a vuestra disposición cualquier supermercado o ultramarinos asiático los podéis encontrar. Realmente merece la pena y es una oportunidad estupenda para sorprender a vuestros invitados y quedar como un rey (o una reina).

Pero antes de pasar a la receta, vamos a hablar un poco de éste maravilloso y delicioso tubérculo: el boniato - también llamado batata, camote, papa dulce o kumara.


¿Cómo se come el boniato?


  • El boniato se tiene que comer siempre cocido, pues es muy difícil de digerir si se ingiere crudo.
  • Con el boniato podemos preparar sopas, asados, cremas, fritos, compotas, mermeladas o puré.
  • Su manera más cremosa y dulce es cocinado al horno o en brasa.
  • En algunos restaurantes "gourmet" podemos empezar a encontrar ya chips de boniato. Es decir, patatas fritas, pero de boniato. En Estados Unidos es una guarnición bastante común.
  • Combina muy bien con dulces como canela, miel, fruta seca, coco (como por ejemplo, la leche de coco en este curry).
  • En algunos países, las hojas tiernas de la planta se consumen como si fueran espinacas.


Mas información sobre el boniato:

El boniato es un vegetal rico en carbohidratos. Es una excelente fuente de energía, nutritiva y de fácil digestión.

Al igual que la patata, es rico en azúcares naturales (24%). Se puede combinar dentro de toda dieta equilibrada y es ideal para deportistas. Sin embargo, se debe moderar en dietas para la diabetes.

Aún así, y como la naturaleza es bien sabia, el boniato es una fuente de fibra natural. La fibra que podemos encontrar en el boniato es del tipo pectina, que proporciona una textura suave al alimento y ralentiza la digestión de los azúcares, evitando grandes subidas de azúcar (hiperglucemias).

Como la zanahoria, el boniato destaca por su gran aporte de betacarotenos (provitamina A), que contribuyen a mantener la piel sana y a mantener el sistema cardiovascular sano. El boniato nos aporta también ácido fólico, muy importante en las primeras etapas de embarazo.

Las personas con piedras en el riñón o osteoporosis deben evitar este tubérculo, pues contiene oxalatos que impiden la correcta absorción del calcio en la dieta.



Dificultad: Fácil
Duración: 50 minutos
Ingredientes (4 raciones):


  • 1 cebolla roja mediana o grande
  • 1 diente de ajo
  • Jengibre fresco (tamaño de un dedal)
  • 200 gr de calabaza pelada
  • 100 gr de pimiento morrón o 150gr de pimientos de padrón
  • 100gr de tomate cherry
  • 300gr de boniato
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cda. de pasta de tomate (concentrado)
  • 1 cdita. curry en polvo
  • 1cda. pasta de curry rojo
  • 1 lata de leche de coco
  • 20gr de menta
  • 20gr de albahaca
  • 80 gr de anacardos (yo puse pipas de calabaza)
  • 80gr de tirabeques (yo puse judía redonda)
  • 1 lima o 4 cucharadas soperas de concentrado de tamarindo
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • Sal y pimienta
  • Copos de guindilla

Elaboración:

1- Cortamos la cebolla en dados finos. Pelamos y picamos el jengibre y el ajo muy muy finamente. Si no sabemos cortarlo muy pequeño, lo podemos triturar. Cortamos la calabaza y el pimiento en trozos. Si usáis pimientos de padrón podéis partirlos por la mitad verticalmente. Pelamos los boniatos y los cortamos también en trozos, igual que la calabaza. Partimos los tomates cherry por la mitad.

2- Calentamos el aceite de oliva a fuego medio. Salteamos la cebolla, el ajo y el jengibre durante 4 o 5 minutos, o hasta que la cebolla quede traslúcida. Luego, añadimos los trozos de boniato, la calabaza y los pimientos. Salteamos durante 2 o 3 minutos. Agregamos la pasta de tomate, el curry en polvo y la pasta de curry. Sazonamos al gusto con sal, pimienta y copos de guindilla. Seguimos salteando durante unos 3 o 4 minutos, para que la pasta de curry suelte todo el aceite.



3-Añadimos la leche de coco a la sartén y removemos bien. Hervimos, y reducimos el fuego lo justo para que se quede hirviendo. Si vemos que la leche de coca no tapa los cachos, podemos agregar 1 vaso de agua.  No os preocupéis, como tenemos que dejarlo hervir unos 15-20 minutos el agua se evaporará y volverá a quedar espeso. Si no añadís agua, os recomiendo tapar y vigilarlo MUCHO. Yo siempre añado agua. En la foto que veis abajo, por ejemplo, ya habían transcurrido los 15 minutos.


4- Picamos la menta (o hierbabuena) y la albahaca fresca.
5- Añadimos los anacardos, los tomates cherry y los tirabeques a la sartén. Mezclamos todo bien.


6- Exprimimos la lima, o añadimos el concentrado de tamarindo. Añadimos también la cucharada de salsa de pescado y las hierbas. Removemos con cuidado durante 30 segundos y servimos inmediatamente con arroz o cualquier otro acompañamiento de vuestra selección. En mi caso, lo serví con arroz salvaje.

Espero que os guste, ya me contaréis que tal!





No hay comentarios:

Publicar un comentario